SANDRA GAITÁN

Directora de cuentas

Que hablo hasta por los codos, dicen los que me conocen. Y también que abro los ojos y que río sin parar. Siempre quise ser periodista deportiva, tal vez por esa pasión que mi papá (el amor de mis amores) me inculcó desde siempre por el Atlético Nacional y por Mi Selección. Pero aunque esos sentimientos siguen intactos la vida me llevó por otros rumbos.

Primero fue la televisión en Punch (para los que no saben era como Rcn y Caracol), una empresa maravillosa de la que guardo los mejores recuerdos y los mayores aprendizajes de mi carrera.

Luego fue la música, que me dio la oportunidad, entre otras, de convencer a los medios que si era posible que los grandes artistas internacionales llegaran al país. De esa época de grandes conciertos nacieron grandes amistades con mis colegas que cubrían la fuente, amistades que siguen creciendo a través de los años.

Pero si hay algo que nunca ha cambiado es ese gran amor que tengo por mi Colombia . Ese que me hace opinar de todo e indignarme por las cosas que me parecen injustas, algo que llevo en el corazón desde la absurda muerte de Andrés Escobar por allá en el 94.

Y es esa misma pasión por el periodismo la que hace que mantenerme informada sea mi ejercicio matutino. Esa misma pasión que hace que ame las historias de mis clientes y que mas de una noche me desvele pensando en cómo hacer que el mundo las conozca.

Y aquí sigo, hablando hasta por los codos, abriendo los ojos, muriéndome de amor cada vez que mi hija me sonríe y más que lista para contar esa nueva historia que se que Dios tiene reservada para mí.